jueves, 12 de mayo de 2016

¿El mayor reto para las parroquias? Los jóvenes y los adolescentes, según la encuesta en Madrid.

Es la actividad pastoral que registra más desánimo
Jóvenes en una Javierada - las peregrinaciones son una de las formas de pastoral juvenil que suelen dar más fruto.
por Pablo J.Ginés  
"La Iglesia existe para evangelizar", decía Pablo VI en su encíclica Evangelii Nuntiandi. El ámbito en el que se percibe más desánimo para evangelizar en las parroquias es el de la catequesis de jóvenes, adolescentes y postcomunión. Al menos, es así en las parroquias de Madrid, según se desprende de los 487 grupos que han respondido los cuestionarios del nuevo Plan Diocesano de Evangelización (http://vevangelizacionmadrid.com). Y probablemente en el resto de España se habría respondido de forma muy similar. 
Cinco años después de la JMJ de Madrid 2011, que movilizó a cientos de miles de jóvenes y adolescentes españoles, la falta de eficacia y atractivo de la catequesis juvenil es la mayor causa de desánimo en las parroquias. Sólo la "pastoral del trabajo y dentro de la empresa" aparece en el informe del Plan con una puntuación de desánimo mayor, pero no es representativo, puesto que casi todos los grupos que han respondido conocen bien la situación de la pastoral juvenil en su parroquia, mientras que muy pocas parroquias tienen "pastoral del trabajo o de la empresa". 
El informe trata de presentar conclusiones a partir de los cuestionarios repartidos, pero la metodología es poco científica y los grupos parroquiales se quejaron al encontrar las preguntas confusas. 

Las 3 respuestas más comunes
Con todo, el informe percibe al menos tres respuestas muy comunes: 
1 - Los parroquianos, al responder, piden mayor participación de los laicos: puede entenderse como una denuncia de que algunos sacerdotes y clérigos toman demasiado protagonismo, o no dejan trabajar a los laicos, o quizá lo que se denuncia es que muchos laicos desisten de colaborar
2 - Se pide coordinar las distintas áreas de la pastoral: da la sensación de que cada área (caridad, liturgia, catequesis, familia...) ignora a las demás
3 - Se pide conseguir más formación para los agentes pastorales (por ejemplo, los catequistas de jóvenes): la vicaría de evangelización comenta en el informe que es una "vieja demanda, que se repite una y otra vez siempre que se hace este mismo tipo de pregunta. Evidentemente, tendremos que pensar y ofrecer cauces eficaces y accesibles para lograr elevar el nivel de formación".
¿Cómo mejorar con los jóvenes?
Cuando se pregunta a los parroquianos qué debería hacerse respecto a la catequesis de jóvenes, adolescentes y postcomunión, ofreciendo varias respuestas posibles, casi nadie pide "disponer de salas más adecuadas". Entre un 16 y 18% piden "usar nuevas tecnologías", un 12% piden "mejores materiales" y entre un 25 y 28% piden "mejor formación de los agentes pastorales".
Además, según estas respuestas, ya habría muchos lugares en Madrid (diócesis de 4 millones de habitantes y 480 parroquias) que no tienen pastoral para esas edades. A más edad, menos oferta. Los cuestionarios que piden "poner en marcha" esta pastoral son un 11% para postcomunión, un 12% para adolescentes y un 15% para jóvenes. Compárese con la catequesis de Primera Comunión, que aún se imparte en casi todas las parroquias y sólo un 3% de grupos pide que se implemente.

"Tendremos que estar atentos para cuidar más y mejor a los agentes de pastoral, sobre todo, a los que se dedican a la pastoral del mundo del trabajo y de la empresa, a los que están con jóvenes, adolescentes y preadolescentes, a los educadores cristianos y a los que están dentro de la pastoral familiar, etc., porque es donde los grupos perciben un mayor nivel de desánimo", reconoce el informe.
Propuestas de los encuestados... con omisiones
El informe recoge también una lista de propuestas de los grupos que han respondido los cuestionarios para mejorar la pastoral juvenil. Son propuestas libres, cualquiera podía exponer sus sugerencias. 



Jóvenes madrileños en la "Lorenzada", una peregrinación juvenil en San Lorenzo del Escorial



Sin embargo, es evidente que en el informe final se han omitido propuestas de metodologías concretas. Por ejemplo, no aparecen mencionados potentes métodos de evangelización juvenil como Alpha para Jóvenes o LifeTeen, pese a que se han respondido cuestionarios proponiéndolos. 

Más elocuente aún: la metodología scout, que aplican en parroquias el Movimiento Scout Católico o Scouts de Europa, no aparece mencionada pese a su importancia en la pastoral juvenil. 
Las cofradías y hermandades, que en muchas ciudades de España atraen a muchos jóvenes, y también lo hacen en Madrid, no quedan reflejadas en este informe, pese a que sí se recoge que la "pastoral de las devociones populares" es de las que menos desánimo recoge y de las que más se aprovechan para "atraer alejados".
Pese a que en las respuestas prefijadas mucho marcaban la necesidad de "nuevas tecnologías" y "mejores materiales", en las respuestas abiertas no se recoge un elemento tan importante para evangelizar jóvenes como es la música.
El listado de ideas para jóvenes que recoge el informe -que, como decimos, ha eliminado las propuestas concretas, mientras que recoge algunas ideas mencionadas apenas por uno o dos grupos parroquiales- queda así: 
- Mejorar la atención de los jóvenes en las misas.
- Encuentros con jóvenes: javieradas, encuentros diocesanos.
- Actividades culturales para jóvenes: charlas sobre documentos pontificios y cineforum.
- Escuela de oración para jóvenes.
- Implicar a los colegios para que envíen a los jóvenes a participar en las celebraciones parroquiales
- Tener espacios adecuados en las parroquias para que puedan ser lugares de reunión con adolescentes [pese a que en las preguntas anteriores casi nadie marcaba la necesidad de mejores locales]
- Trabajar con los padres de los adolescentes.
- Organizar a nivel arciprestal la catequesis con jóvenes. 
- Adolescentes: saber atraerlos; que el anuncio sea interesante y vivo.
- Una pastoral más cercana a los jóvenes, para conocerles y saber sus inquietudes.
El informe tiene muchas carencias y la recogida de datos también, pese a que hay 758 grupos oficialmente inscritos en este proceso de reflexión. Pero queda claro que en las parroquias, el tema que se percibe como más débil y fuente de desánimo es el trabajo evangelizador y pastoral con jóvenes, básicamente porque se perciben pocos frutos.
En España: dejan la iglesia a los 13 años
En España, los chavales de familias socialmente católicas dejan la práctica religiosa entre los 12 y los 14 años, justo después de realizar la Confirmación. En 2008 (estudios de fundación Santa María y Libro de Vida-Metadigma) se comprobó que 8 de cada diez niños españoles son cristianos y rezan a Dios, seis de cada diez niños españoles van a misa ocasionalmente y 4 van casi cada semana. Pero de 12 a 14 años, ya sólo un 60% cree en Dios y le reza, y sólo un 20% de 12 a 14 años va a la iglesia semanalmente. 
Los padres dejan de llevar los chicos a misa a los 13 años, y por eso de 13 a 15 años ya hay sólo un 17% de practicantes firmes. A esas edades, uno de cada cuatro, practicante o no, sigue convencido de que Dios existe, pero un 30% está ya convencido de que no hay Dios. 
De los datos del INE 2007 se puede deducir, por ejemplo, que hay en España 2,1 millones de jóvenes que no van a la Iglesia, pero que se autodefinen como católicos y que además aseguran que la religión es para ellos "muy o bastante importante". El reto es lograr que den el paso de acudir a las iglesias, parroquias o movimientos y cofradías... y que lo que encuentren les anime a perseverar.
La Iglesia española mantiene, en general, un núcleo fuerte de jóvenes, aproximadamente un 10 o 12% de los que hay en el país, casi un millón de españoles entre 15 y 29 años que son practicantes y están convencidos de su fe.
Base de religiosidad juvenil en España (CIS 2008)
¿Cuál de estas frases refleja mejor sus sentimientos sobre creer o no en Dios? (en porcentajes)
De 18 a 24 años
No creo en Dios 16,9
No sé si Dios existe y no creo que haya forma de saberlo 21,4
No creo en un Dios personal, pero sí en un poder superior de algún tipo 17,8
Me encuentro a mí mismo/a creyendo en Dios algunas veces, pero otras no 8,2
Aunque tenga dudas, siento que creo en Dios 13,9
Sé que Dios existe verdaderamente, sin duda 20,8
De 25 a 34 años
No creo en Dios 15,2
No sé si Dios existe y no creo que haya forma de saberlo 12,1
No creo en un Dios personal, pero sí en un poder superior de algún tipo 10,8
Me encuentro a mí mismo/a creyendo en Dios algunas veces, pero otras no 11,2
Aunque tenga dudas, siento que creo en Dios 23,2
Sé que Dios existe verdaderamente, sin duda 26,2


Lea también: LifeTeen te dice por qué la pastoral de adolescentes de hace 20 años ya no funciona... y cómo actuar.



/ ReL12 mayo 2016



No hay comentarios: