miércoles, 10 de agosto de 2016

Francisco el rebelde. Contra la "colonización ideológica"

Es, dice, aquella de quien enseña "que cada uno puede elegir el sexo". Mientras tanto, los obispos australianos documentan el avance en todas partes de la ideología de género, en detrimento del matrimonio entre hombre y mujer 

por Sandro Magister
ROMA, 8 de agosto de 2016 – Rompiendo la inicial consigna de silencio, la Santa Sede ha hecho publica hace algunos días la transcripción del coloquio a puertas cerradas entre el Papa Francisco y los obispos de Polonia, que tuvo lugar en Cracovia, en el primer día de su viaje a ese país, el 27 de julio:


Una razón de esta insólita publicación "ex post" ha sido, probablemente, la voluntad de detener las indiscreciones que circulaban acerca del contenido de ese coloquio, sobre todo en lo que atañe a la comunión a los divorciados que se han vuelto a casar, vista la unísona contrariedad de los obispos polacos a cualquier rendición en materia.

Efectivamente, al leer la transcripción del largo coloquio, no se encuentra ninguna alusión a "Amoris laetitia" y a las correspondientes controversias.

Pero hacia el final se descubre una vibrante arenga del Papa contra la ideología de género, que él tacha de "verdadera colonización ideológica" a escala mundial.

He aquí, a continuación, sus palabras textuales:

"En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas – lo digo claramente con nombre y apellido – es el 'gender'. Hoy a los niños – a los niños – en la escuela se enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo. ¿Por qué enseñan esto? Porque los libros son los de las personas y de las instituciones que dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Y esto es terrible. Hablando con Papa Benedicto, que está bien y tiene un pensamiento claro, me decía: 'Santidad, esta es la época del pecado contra Dios creador'. Es inteligente. Dios ha creado al hombre y a la mujer; Dios ha creado al mundo así, así, y nosotros estamos haciendo lo contrario. Dios nos dio un estado 'inculto' para que nosotros lo transformáramos en cultura; y después, con esta cultura, hacemos cosas que nos devuelven al estado 'inculto'. Lo que ha dicho el Papa Benedicto tenemos que pensarlo: 'Es la época del pecado contra Dios creador'".

El circuito de los grandes medios de comunicación ha ignorado prácticamente estas palabras de Francisco, enriquecidas además por una importante cita del Papa emérito. Y no hay que asombrarse, porque esto es lo que sucede cada vez que Francisco dice algo que chirría con su imagen mediática dominante, la de Papa abierto a la modernidad.

Pero el caso es que ha dicho esas cosas, como ha sucedido en el pasado. Y podemos suponer que no han sido bien acogidas por aquellos sectores de la Iglesia que defienden una modernización drástica de la doctrina católica en materia de género, homosexualidad y "matrimonio" entre personas del mismo sexo.

Estos sectores eclesiales están muy presentes y activos sobre todo en el centro de Europa, con muchos obispos y teólogos en primera fila.

Pero también es verdad que estas tendencias modernistas encuentran la oposición de sectores más amplios de la Iglesia mundial, para los que las palabras del Papa Francisco en Cracovia contra la ideología de género son música para sus oídos.

Un ejemplo entre muchos de este frente de resistencia es la carta pastoral publicada a finales de noviembre de 2015 –es decir, al término del sínodo sobre la familia– por los obispos de Australia, y que estaba dirigida no sólo a los católicos, sino a todos los ciudadanos de este país.

En esta carta, los obispos australianos defienden con fuerza la visión original del matrimonio entre hombre y mujer respecto a la "confusión" fomentada por el denominado "matrimonio homosexual".

Pero no se limitan a denunciar dicha insidia. También la documentan enumerando una serie de casos sucedidos en varios países de Occidente que testimonian la agresividad de la nueva ideología, hasta el punto de hacer que el matrimonio entre un hombre y una mujer sea "una verdad que ya no se puede decir", so pena de ser penalizado y humillado.

El texto íntegro de la carta pastoral de los obispos de Australia:


Y a continuación la parte de la carta que enumera un buen número de susodichos casos, en los cuales se manifiesta lo que el Papa Francisco llama "colonización ideológica".

__________



Cuando el matrimonio entre un hombre y una mujer es "una verdad que ya no se puede decir"

De la carta pastoral de los obispos de Australia: "Don't Mess with Marriage"


Una redefinición del matrimonio hecha con el fin de incluir las relaciones homosexuales tendrá consecuencias de amplio alcance para todos nosotros.

He aquí algunos ejemplos sacados de la vida real que se han verificado recientemente.

– La ciudad de Coeur d’Alene, en Idaho (EE.UU.), ha impuesto a sus ministros cristianos la obligación de celebrar las bodas homosexuales bajo pena de 180 días de cárcel por cada día que pase sin que se celebre la ceremonia y de multas de 1.000 dólares al día; algunos diputados británicos han amenazado con quitar la licencia para celebrar matrimonios a los sacerdotes que se nieguen a celebrar "matrimonios homosexuales".

– En Holanda, en Francia, en España y en los Estados Unidos hay sacerdotes que han sido amenazados con ser acusados de "incitación al odio" por haber defendido la visión del matrimonio de la propia tradición religiosa; la ciudad de Houston, Texas, obliga a los pastores, so pena de sanciones legales, a someter anticipadamente sus sermones a un control jurídico por si tratan en ellos de temas vinculados con la sexualidad.

– En Colorado y Oregon, algunos tribunales han multado a pasteleros que se habían negado, por motivos religiosos o de conciencia, a confeccionar pasteles nupciales para "matrimonios homosexuales"; en Nuevo México, un fotógrafo especializado en bodas ha sido multado por haberse negado a hacer fotografías durante una ceremonia de ese tipo; y en Illinois, algunos operadores turísticos han sido denunciados por no haber proporcionado viajes de novios después de la celebración de "matrimonios homosexuales".

– La Yeshiva University de Nueva York ha sido denunciada por no haber proporcionado alojamiento a "parejas casadas homosexuales"; otras universidades católicas han sido amenazadas con acciones legales análogas.

– En Gran Bretaña y en varios estados de los EE.UU. algunas agencias de adopción católicas se han visto obligadas a cerrar por no haber asignado niños a parejas homosexuales para que fueran adoptados por éstas: por ejemplo, la Evangelical Child Family Services (Illinois, EE.UU.) ha tenido que cerrar a causa de su rechazo a actuar de este modo.

– Algunos estados de los EE.UU. han impuesto a distintas organizaciones católicas la obligación de extender las ventajas vinculadas al estado matrimonial a sus dependientes con parejas homosexuales.

– En Nueva Jersey, una agencia de encuentros online ha sido denunciada por no haber proporcionado su servicio a parejas homosexuales; en el condado de San Diego un médico ha sido denunciado por haberse negado a participar en primera persona a la reproducción de un niño sin padre mediante inseminación artificial.

– En Canadá y en distintos países europeos se ha requerido que los padres dejen a sus hijos en clase durante las lecciones de educación sexual que enseñan lo positivo que es la actividad homosexual, equiparándola a la actividad conyugal heterosexual; David y Tanya Parker se opusieron al hecho de que su hijo -que frecuenta el jardín de infancia- recibiera clases acerca del matrimonio homosexual después de que el Tribunal Supremo de Massachusetts lo legalizara. Esta oposición causó que David fuera esposado y arrestado por haber intentado que su hijo saliera de clase durante esta lección. A los padres se les dijo que no tenían ningún derecho a hacerlo.

– En Inglaterra, el Colegio de Abogados ha revocado a un grupo llamado "Christian Concern" el permiso de utilizar los locales del Colegio debido al apoyo que dicho grupo da al matrimonio tradicional y esto, ha afirmado el Colegio de Abogados, es contrario a su "política sobre diversidad".

– En los Estados Unidos, en Canadá y en Dinamarca han obligado a pastores u organizaciones religiosas a autorizar la celebración de matrimonios homosexuales en sus iglesias o en sus salas: el Ocean Grove Methodist Camp, en Nueva Jersey (EE.UU.), ha tenido que ver como anulaban parte de su estatus de exención fiscal por no permitir la celebración civil de uniones homosexuales dentro de sus terrenos.

– Algunos diputados británicos han amenazado con prohibir a las distintas iglesias la celebración de matrimonios si no aceptan también la celebración de bodas homosexuales.

– El rabino jefe de Amsterdam y un obispo de España han sido amenazados con acciones legales bajo la acusación de "incitación al odio" por el simple hecho de haber afirmado de nuevo la posición de las propias tradiciones religiosas.

– El vice-director responsable del servicio psiquiátrico del estado de Victoria, en Australia, ha recibido presiones para que dimita de su cargo en las Comisiones regionales sobre derechos humanos e igualdad tras haber apoyado a 150 médicos que habían afirmado, en una investigación del Senado, que los niños están mejor con un padre y una madre; en varios estados de los EE.UU. y en Inglaterra, algunos psicólogos han perdido su puesto de trabajo por haber afirmado que preferían el matrimonio tradicional o las familias fundadas en éste.

– La legalización de los "matrimonios homosexuales" ha abierto el camino, en Brasil, a la legalización jurídica de los matrimonios polígamos; la presión para legalizar este tipo de matrimonio es muy fuerte también en Canadá y en otros países.

– Empresarios, atletas, periodistas, profesores, médicos y personal sanitario, líderes religiosos y otras personas que en distintos países se han pronunciado a favor del matrimonio tradicional han sido denigrados y difamados por los medios de comunicación, han visto como se les negaba un puesto de trabajo o un contrato de negocios y han sido amenazados con acciones legales.

Por lo tanto, la visión del matrimonio como unión de un hombre y de una mujer, anteriormente común a los creyentes y a los no creyentes y que era transversal a toda una serie de culturas y de épocas, se está convirtiendo cada vez más en una verdad que no se puede decir. Una redefinición del matrimonio tiene consecuencias para todos.

__________


Traducción en español de Helena Faccia Serrano, Alcalá de Henares, España.

No hay comentarios: