domingo, 9 de octubre de 2016

El Papa anuncia un consistorio para el 19 de noviembre.

Nuevos rostros en el Sacro colegio. «Tengo el placer de anunciar —dijo Papa Francisco durante el Ángelus de hoy— que el sábado, 19 de noviembre, en la vigilia del cierre de la Puerta Santa de la Misericordia, celebraré un Consistorio para la creación de 13 nuevos cardenales de los cinco Continentes.
Su proveniencia, de once Naciones, expresa la universalidad de la Iglesia». Y, añadió, «el Domingo 20 de noviembre, Solemnidad de Cristo Rey, y conclusión del Año Santo Extraordinario de la Misericordia, concelebraré la Santa Misa con los nuevos cardenales, con el Colegio de Cardenales, con los Arzobispos, Obispos y Presbíteros».
Francisco nombró a 17 nuevos cardenales: 13 de ellos serán posibles electores en un eventual Cónclave, y entre ellos está el Nuncio apostólico en Siria, Mario Zenari, que permanecerá en la nunciatura de Damasco. Y son 4 cardenales con más de ochenta años, que no podrán votar en caso de Conclave: los arzobispos eméritos de Novara, Renato Corti, Kuala Lumpur, Anthony Soter Fernandez, y Mohale’s Hoek, Sebastian Koto Khoarai, y el sacerdote albanés Ernest Simoni di Scutari.
Los cardenales que el Papa creará un día antes de que concluya el Año Santo de la Misericordia, son 13 electores y cuatro no electores, con más de ochenta años.
Los 13 electores son: Monseñor Mario Zenari, que permanece como Nuncio Apostólico amada y martirizada Siria (Italia), monseñor Dieudonné Nzapalainga, C.S.Sp., Arzobispo de Bangui (República Centroafricana), monseñor Carlos Osoro Sierra, Arzobispo de Madrid (España), monseñor Sérgio da Rocha, Arzobispo de Brasilia (Brasil), monseñor Blase J. Cupich, Arzobispo de Chicago (Estados Unidos), monseñor Patrick D’Rozario, C.S.C., Arzobispo de Dhaka (Bangladesh), monseñor Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida (Venezuela), monseñor Jozef De Kesel, Arzobispo de Malines-Bruselas  (Bélgica), monseñor Maurice Piat, Arzobispo di Port-Louis (Islas Mauricio), monseñor Kevin Joseph Farrell, Prefecto del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida (Estados Unidos), monseñor Carlos Aguiar Retes, Arzobispo deTlalnepantla (México), monseñor John Ribat, M.S.C., Arzobispo de Port Moresby (Papúa Nueva Guinea), y monseñor Joseph William Tobin, C.SS.R., Arzobispo de Indianápolis (Estados Unidos).
La repartición geográfica de los cardenales anunciados esta mañana sorpresivamente por el Papa es esta: tres europeos, tres de América Latina, tres estadounidenses, dos africanos, un asiático y uno de Oceanía. Particularmente conmovedora la historia de uno de los purpurados con más de ochenta años. El pasado 20 de abril, Francisco reconoció a don Ernest Simoni durante una audiencia general y quiso besarle las manos. Un gesto clamores que certificaba una idea que ha expresado Bergoglio en varias ocasiones: que son mártires también los que han sobrevivido a las persecuciones de ayer y de hoy. El padre Ernest Simoni, albanés, pasó 28 años en la cárcel, en donde sufrió torturas y trabajos forzados.
El Papa había explicado, al volver de Azerbaiyán, durante el vuelo desde Bakíu a Roma, que «la lista es larga (pero solo hay 13 lugares). Y hay que pensar en hacer un equilibrio. A mí me gusta que se vea en el Colegio cardenalicio la universalidad de la Iglesia; no solo el centro, por decir, “europeo”, sino por todas partes. Los cinco continentes, si se puede».


 Vatican Insider (9/10/16)

No hay comentarios: