martes, 22 de noviembre de 2016

Mons. Jósef Wróbel apoya públicamente a los cuatro cardenales que preguntaron al Papa por Amoris Laetitia


El obispo polaco cree que la exhortación «está mal escrita» y por eso se producen tantas interpretaciones.



En una entrevista concedida a La Fede Quotidiana, Mons. Józef Wróbel, obispo auxiliar de Lublin (Polonia), muestra su apoyo a los cuatro cardenales que han solicitado al Papa que responda a cinco preguntas (dubia) sobre la doctrina de la Iglesia tras la publicación de la exhortación Amoris Laetitia. El obispo polaco cree que la exhortación «está mal escrita» y por eso se producen tantas interpretaciones.


(La Fede Quotidiana/InfoCatólica) Entrevista de Bruno Volpe a Mons. Wróbel, obispo auxiliar de Lublin:

Mons. Wrobel, ¿qué piensa de la carta de petición de clarificación de Amoris Laetitia enviada por cuatro cardenales al Papa? 

Han actuado bien y han ejercido lo que está previsto en la ley canónica. Creo que no solo tienen derecho sino incluso la obligación. Y habría sido justo responder a sus observaciones. Ellos no plantearon preguntas sobre cómo sería el clima del día siguiente, sino sobre asuntos que conciernen a la enseñanza de la Iglesia y, por tanto, a los fieles.

Las dudas sobre AL, ¿las encuentra pertinentes?

Como he dicho antes, es oportuna una clarificación del documento, especialmente de su capítulo octavo. El texto, efectivamente, se presta a sí mismo a varias interpretaciones, es ambiguo.

¿Por qué se presta a sí mismo a varias interpretaciones?

Porque no fue bien escrito. Because it was not well written. Probablemente de forma apresurada, sin analizar cuidadosamente el contenido y las posibles consecuencias prácticas. Es necesario plantear estas cuestiones al Vaticano y a los colaboradores en los que el Papa tiene confianza. Publicar textos tan importantes con prisa no presta un buen servicio a la Iglesia.

¿Puede alguien dar la comunión a aquellos que se han casado civilmente?

No se podía dar antes de Amoris Laeitita, no es posible ahora. La doctrina de la Iglesia no está sujeta a cambios, pues de otra manera no será por más tiempo la Iglesia de Cristo fundada en el Evangelio y la Tradición. A nadie le es dado modificar la doctrina pues nadie es el dueño de la Iglesia.

¿Comunión para las parejas homosexuales?

No es posible. La misericordia no es un salvoconducto. Los actos homosexuales son un pecado muy grave, mucho más que los pecados cometidos entre heterosexuales. De hecho, van contra la naturaleza.

Entrevista traducida por InfoCatólica  

22/11/16 7:46 AM

No hay comentarios: