miércoles, 21 de diciembre de 2016

Profanan 50 imágenes católicas en Alemania

por Almudena Martínez-Bordiú 
Cuerpos decapitados, miembros amputados y caras desfiguradas, así han aparecido al menos 50 estatuas en la región de Münster, al oeste de Alemania. Un hecho se une al alarmante historial de profanaciones y ataques a cristianos en Europa. 
Alemania ha sido víctima de una ola de profanaciones llevadas a cabo en diferentes zonas del país. Alrededor de 50 estatuas de Cristo, la Virgen María y varios santos han sido desfigurados, según ha informado la emisora estatal Westdeutscher Rundfunk (WDR) el pasado 8 de diciembre.
Cuerpos decapitados, miembros amputados y caras desfiguradas. Así han aparecido al menos 50 imágenes católicas en la región de Münster, al oeste de Alemania. Las estatuas han sido el blanco de un ataque anticristiano perpetrado durante meses, ante la pasividad de las autoridades y sorpresa y temor de los ciudadanos.
Este hecho se une al alarmante historial de profanaciones y ataques a cristianos en Europa. Mirko Stein, miembro de la policía de Münster, ha señalado que “basado en la intensidad de los actos del perpetrador, ya se puede concluir que este acto tiene un origen religioso” y que “un gran número de personas del barrio donde se encuentran las esculturas dañadas, están sorprendidas y asustadas”.
‘Alguien que detesta la Iglesia’
Según ha informado el portal de información religioso AciPrensa, el criminalista Christian Pfeifer ha asegurado que los autores de este ataque han sido cometidos por alguien “que esa furioso y detesta la Iglesia”.
Asimismo, el semanario alemán Junge Freiheit ha informado que 40 capillas y estatuas también fueron atacadas en el distrito vecino de Steinfurt hace ya dos años, un hecho que, al igual que el cometido el pasado 8 de diciembre, pasó desapercibido ante el gran silencio mediático. Cabe destacar que la policía, que estimó un daño de decenas de miles de euros, estaba investigando a seis hombres con presuntos vínculos con extremistas islámicos.
Por su parte, el representante permanente de la Santa Sede ante la OSCE, Mons. Janusz Urbanczyk, instó a las autoridades estatales a “actuar resueltamente” para proteger a los cristianos de todos los casos de “intolerancia, discriminación, crímenes de odio e incidentes violentos contra individuos, comunidades y lugares de culto cristianos”. Además añadió que es necesario “contribuir a crear un ambiente pacífico donde los cristianos, así como todos los demás grupos religiosos, puedan profesar y practicar libremente su fe”.
Estas agresiones se han dado a conocer escasos días antes de que este lunes 19 de diciembre un camión irrumpiera en un mercado de Navidad en Berlín, dejando al menos 9 muertos y unos 50 heridos. Según afirman diversos medios, el terrorista es un refugiado paquistaní de 23 años.


InfoVaticana (20 diciembre, 2016)

No hay comentarios: