jueves, 6 de abril de 2017

África vuelve a liderar el aumento de católicos en el mundo.

Los católicos bautizados representan el 17,7 % de la población, aunque desciende su número en Europa.
El continente africano se consolida como la esperanza de la Iglesia católica.
El número de católicos bautizados ha aumentado a nivel mundial, pasando de 1.272 millones en 2014 a 1.285 millones en 2015, según los datos del último anuario pontificio que recoge las estadísticas de la Iglesia católica y las tendencias que afectan a su desarrollo.
Los católicos bautizados representan el 17,7 % de la población, aunque desciende su número en Europa.
El mayor crecimiento de católicos se registró en África, donde aumentaron un 19,4 % en 2015 respecto al año anterior, alcanzando los 222 millones.
En Europa, sin embargo, los católicos bautizados eran 286 millones en 2015, lo que supone 1,3 millones menos que en 2014. En América y Asia continuó el aumento de católicos en 2015, siempre con relación a 2014, con un 6,7 % y 9,1 % más, respectivamente, mientras que en Oceanía no hubo variaciones.
Brasil sigue siendo el país con más católicos del mundo, con 172,2 millones, lo que supone el 26,4 % del total; seguido por México, con 110,9 millones; Filipinas 83,6 millones; Estados Unidos 72,3; Italia 58 ; Francia 48,3; Colombia 45,3; España 43,3; República Democrática del Congo 43,2 y Argentina, con 40,8 millones. Estos diez países suman el 55,9 % de los católicos de todo el mundo.
Asimismo, en 2015 se registró una bajada del número de sacerdotes, lo que supuso un cambio de la tendencia al alza de los últimos 14 años. El descenso de las vocaciones se produjo sobre todo en Europa, con 2.502 sacerdotes menos en 2015 respecto al año anterior, mientras que en África aumentaron en 1.133.
“Particularmente crítica” es la situación en América donde, aseguran en el análisis del anuario difundido hoy por el Vaticano, por cada 5.000 habitantes hay solo un sacerdote.
El grupo de religiosos profesos no sacerdotes constituye un grupo a nivel planetario en declive: estaba compuesto por 54.665 unidades en 2010 y se han convertido en 54.229 en 2015. También se registró un descenso del número de religiosas, que pasaron de 721.935 en 2010 a 670.320 en 2015, un 7,1 % menos en cinco años. Sin embargo, en África se produjo un incremento del 7,8% en el número de religiosas, pasando de 66.375 en 2010 a 71.567 en 2015.
El informe con los datos del Anuario Pontificio 2017 y del Annuarium Statisticum Ecclesiae 2015 difundido por la Santa Sede concluye: “La única excepción es África que no parece por el momento afectada por la crisis de vocaciones y se confirma como la zona geográfica con el mayor potencial”.


InfoVaticana (6/4/17)

No hay comentarios: